¡3 pasos para construir hábitos y mantenerlos!

Tu vida de hoy es esencialmente la suma de tus hábitos.
¿Qué tan en forma o fuera de forma estás? Un resultado de tus hábitos
¿Qué tan feliz o infeliz eres? Un resultado de tus hábitos
¿Qué tan exitoso o fracasado eres? Un resultado de tus hábitos

Lo que haces repetidamente finalmente forma la persona que eres, las cosas que crees y la personalidad que retratas. Pero, ¿y si quieres mejorar? ¿Qué pasa si quieres formar nuevos hábitos? ¿Cómo empezar?

Construye hábitos alimenticios 

Comienza hoy mismo a hacer ejercicio con InstaFit 

Te mostramos las 3 R’s del cambio de hábitos:


1. Recordatorio (el disparador que inicia el comportamiento)

En esta etapa no es suficiente con decirle a tus amigos y familiares sobre tu nuevo hábito para que te recuerden. Lo único que tienes que hacer es convertirlo en una tarea muy fácil de hacer.

Por ejemplo, si tu meta es incrementar tu nivel de actividad física puedes comenzar por colocar tu ropa para hacer ejercicio a la mano para que inmediatamente de realizar otra actividad como bañarte sirva de recordatorio y no tengas pretexto de no hacer ejercicio.

Diseña un sistema a prueba de todas tus excusas y pretextos, al final tu te conoces mejor que nadie. Puedes hacer una lista de las cosas que haces todos los días sin falta como bañarte y utilizar esas acciones como recordatorio de tu hábito a seguir.


2. Rutina (el comportamiento en sí mismo, la acción que realiza)

Si quieres comenzar un nuevo hábito y comenzar a vivir más sano y feliz, entonces te sugerimos empezar con hábitos fáciles. No es que no queramos que logres tu máximo, pero es mejor si de inicio te enfocas en pequeños cambios que pronto se convertirán en grandes logros.
Al principio, el rendimiento no importa. Conviértete en el tipo de persona que siempre se apega a su nuevo hábito. Puedes construir tu hábito  hasta el nivel que tu quieras una vez que el comportamiento es consistente.

Recuerda preguntarte ¿Cómo puedo hacer que este nuevo comportamiento sea tan fácil de hacer que no puedo decir que no?


3. Recompensa (el beneficio que obtienes al hacer el comportamiento)

Es importante que festejes, tanto en la vida como con tus hábitos.

Como queremos que continúes haciendo cosas que te hagan sentir bien, te sugerimos que para esta etapa te auto recompenses después de realizar tu hábito.

Por ejemplo, si estás trabajando para un nuevo objetivo haciendo ejercicio, procura decirte a tí mismo después de tu rutina: “Hoy fue un buen día”, “Buen trabajo” “Hoy he progresado”.
Recuerda buscar los hábitos que sean verdaderamente importantes para ti, es difícil encontrar una recompensa cuando decides formar un hábito porque otra persona piensa que es importante.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *