Qué comer según tu tipo de cuerpo

Es necesario conocer tu tipo de cuerpo para poder fijar tus metas. Cada cuerpo es único, pero hay algunas categorías que ayudan a identificar cada uno. A continuación platicamos de los 3 tipos de cuerpo y como entrenar y comer para ver mejores resultados.

Ectomorfo

Es el cuerpo delgado. Poca grasa corporal y poca masa muscular. Son de metabolismo muy rápido y les cuesta subir de peso, pero también les cuesta hacer músculo por lo que tienen que trabajar más el ejercicio. Sus músculos son largos y delgados.
Dieta: alta de carbohidratos complejos.

Mesomorfo

Es el cuerpo “privilegiado” ya que puede aumentar su masa muscular de forma fácil. Es atlético y tiene un metabolismo regular. ¡Cuidado! Puede aumentar de grasa fácilmente sin ejercicio y tiende a sacar “lonjitas”.
Dieta: Balanceada entre proteínas y carbohidratos complejos.

Endomorfo

Aumento de peso fácilmente en grasa. Tiene un metabolismo más lento. Lo bueno es que puede aumentar de masa muscular fácilmente con buen ejercicio.
Dieta: Baja en carbohidratos y sólo consumirlos por la mañana.

¿cómo es la forma de tu cuerpo?

Ya conoces tu cuerpo, ahora fija tu objetivo:

Bajar de peso: Necesitas gastar más calorías de las que consumes a diario. Hacer media hora de ejercicio 4 días a la semana, combinando ejercicios cardiovasculares con ejercicios de fuerza. Dieta: come porciones moderadas. Tu plato debe contener más de la mitad verduras. Limita la cantidad de carbohidratos complejos, consúmelos solamente en la mañana. Aléjate por completo del azúcar y carbohidratos simples.

Tonificar: Lo principal es el ejercicio. Debes combinar rutinas de cardio poniendo mayor énfasis en los ejercicios de fuerza, sobre todo en los que van enfocados a las partes del cuerpo que quieres trabajar. Dieta: en tu plato debe haber (de mayor a menor) verduras (la mitad del plato), proteínas (un poco más del cuarto), grasas saludables y carbohidratos simples (dividido en el resto del plato). Puedes incluir azúcar y carbohidratos simples de manera inteligente y controlada.


Salud:
 Debes de hacer del ejercicio un hábito, puedes combinar varios tipos de rutinas. Tu alimentación debe contener todos los macronutrimentos; muchas verduras, frutas, proteínas y carbohidratos complejos. Puedes incluir azúcar y carbohidratos simples de manera inteligente y controlada.

 

Ahora ya lo sabes, haz elecciones inteligentes. Ya tienes todo lo que necesitas para alcanzar tus metas, ¡ahora hazlo!

Paty

Lic. en Nutrición y Ciencias de los alimentos. Amante de la comida en todos sus sentidos. Entrenadora de Pole Fitness y de danza. Debilidades: Tacos dorados de pollo.

También te puede gustar

Descubre la fecha del mejor día de tu vida

El balance ideal entre el trabajo y tu embarazo

EXPERIENCIA HIT HARD

Cacao: una deliciosa recompensa para tu cuerpo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *