¿Cómo mantenerte en forma mientras trabajas?

Recientemente un estudio publicó que las personas (sobre todo mujeres) pueden llegar a ganar entre 4 y 5 kilos cuando entran a trabajar a un lugar nuevo. El cambio de rutina, el comer en la calle y el estar sentado frente a un monitor todo el día provocan que subas de peso.[ref]First Year At A Desk Job? You May Put On 10 Or More Pounds. Tyler, Mara. Eating Disorders Online. http://www.eatingdisordersonline.com/news/over-eating/first-year-at-a-desk-job-you-may-put-on-10-pounds 20/02/2012[/ref]

Si lo único que quieres es solo ganar más sueldo y no más peso, te recomendamos algunas cosas que puedes hacer para mantener tu cuerpo, complementando siempre con una alimentación balanceada.

Consejos para mantenerte en forma

La silla con rueditas es tu peor enemiga. Cada que necesites tirar un papel al basurero o ir a hablar con algún compañero, levántate de la silla. Las rueditas solamente sirven para rodar de un lado al otro de la oficina y si sigues así lo único que va a rodar vas a ser tú. No mandes a alguien más por el café o a sacar copias. Hazlo tú mismo y lo mejor es poner la cafetera lo más lejos del escritorio posible así te tendrás que desplazar más. También ir a la tiendita caminando es buena idea.

No comas en tu lugar de trabajo. Busca algún restaurante o fonda que esté a una distancia a la que puedas ir caminando. Está comprobado que caminar a paso rápido (dependiendo del tiempo) puede quemar más de 100 calorías.

Cambia el elevador por las escaleras. Seguramente ya lo has escuchado pero bajar y subir escaleras realmente es una opción muy buena para quemar calorías en horas laborales. Una persona promedio puede quemar 7 calorías cada minuto subiendo escaleras. Además si quieres aumentar el esfuerzo, anímate a subirlas corriendo.

Camina lo más posibles. Mientras haces una llamada camina alrededor de tu oficina, estar de pie requiere más esfuerzo que estar sentado y tus músculos te lo agradecerán.

Guarda tu comida. Puedes guardarla en el cajón de hasta abajo de tu escritorio para que te tengas que agachar cada vez que quieras comer algo. Además al mantener oculto tu almuerzo y no verlo se te antojará menos, no estarás pensando en comida todo el tiempo.

 

Aunque parezcan cambios pequeños, estos hábitos harán un gran cambio en tu salud. Varía tu rutina para que siempre puedas moverte más. Mientras más activo estés durante tu día más fácil será prevenir esos kilos. Además complementa tu día con las excelentes rutinas que tenemos en el App de InstaFit y así evitaras ganar sobrepeso.


 

También te puede gustar

Descubre la fecha del mejor día de tu vida

El balance ideal entre el trabajo y tu embarazo

EXPERIENCIA HIT HARD

Cacao: una deliciosa recompensa para tu cuerpo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *