Descubre la fecha del mejor día de tu vida

La emoción por verlo por primera vez es incontenible, tanto, que nos lleva a hacer miles de cálculos para conocer el día en que nuestro bebé llegará a este mundo. Pero antes, debes saber que la fecha es aproximada porque sólo el 5% de las mujeres dan a luz en la fecha prevista. Aun así, puedes ir conociendo todo lo relacionado con el día en que por fin tendrás a esa pequeñita o pequeñito entre tus brazos.

Saber el día en que nacerá tu bebé, nos da el tiempo necesario para prepararnos: planificar la ruta en tiempo para llegar al hospital, alistar tu maleta o hacer todos los arreglos para el baby shower. Ahora sí, toma un papel y un lápiz, porque estás a punto de encontrarle el verdadero significado a las matemáticas.

La forma más común de calcular el día de tu parto es añadiendo 266 días al día de la concepción, o bien, sumando 280 días a la fecha del inicio de tu última regla, si tu ciclo es regular. El embarazo dura 40 semanas, aunque en realidad la gestación es de 38 semanas. Las dos semanas de diferencia corresponden al tiempo desde tu menstruación hasta el día de tu ovulación, que suele suceder de 12 a 14 días después de la regla, y que es cuando se produce la concepción. Si no recuerdas la fecha de tu última regla o no eres regular, también puedes calcular el día de parto a partir de las ecografías.

Ya que tienes la fecha probable en que verás a lo más hermoso del universo, ¿qué sigue? Además de esperar ansiosamente a que llegue ese día, puedes prever cuál será su signo zodiacal, y con base en éste, encontrar ese nombre que se convertirá en el sinónimo de hijo o hija.

También puedes programar actividades para organizarte mes con mes, en compañía de tu pareja y recibir a tu bebé con todo listo, desde empezar a tomar tus suplementos prenatales y organizar el baby shower hasta visitar el lugar donde darás a luz y alistar tu maleta para el hospital

Recuerda que la fecha es aproximada, ya que el nacimiento de tu bebé depende de muchos factores. Ningún cálculo puede asegurarte el día exacto, lo que hace que tu pequeñ@ te pueda sorprender en el último momento. Mantente informada con tu obstetra para que junto a tu pareja puedan planificar la llegada de su bebé de la mejor manera.

También te puede gustar

El balance ideal entre el trabajo y tu embarazo

EXPERIENCIA HIT HARD

Cacao: una deliciosa recompensa para tu cuerpo

Guía express sobre la proteína en polvo zero carbs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *