El balance ideal entre el trabajo y tu embarazo

Como mujeres, sabemos que hacer dos cosas al mismo tiempo, es muy de nosotras, y trabajar durante tu el embarazo, no es la excepción. Por eso, en esta ocasión queremos compartirte la información que necesitas para disfrutar esta gran etapa al lado de tu bebé, también en el trabajo.

Antes que nada, infórmate sobre las leyes y derechos que tienes como mujer embarazada en tu país. Actualmente, contamos con el apoyo de muchas instituciones a las que podemos acercarnos en cualquier momento y que nos respaldan para hacer valer nuestros derechos en beneficio de nuestro embarazo.

Lo primero que debes saber es que no estás obligada a notificar que estás embarazada en una fecha concreta, sin embargo, entre más pronto lo hagas, podrás organizar y aprovechar mejor los beneficios y derechos que mereces como trabajadora con un lindo bebé en camino.

De acuerdo con la ley, puedes solicitar permisos para asistir, en horario laboral, a exámenes prenatales y técnicas de preparación al parto. También, tienes derecho a 90 días de descanso remunerado que puedes distribuir como mejor te convenga y a los que puedes sumar tus días de vacaciones disponibles. Asimismo, tu patrón tiene la obligación de reubicar tu puesto, si éste pone en riesgo tu embarazo.

Ya que estás informada sobre tus derechos, seguramente te preguntarás hasta cuándo seguir trabajando. Un tip que a mí me sirvió mucho fue tomar en cuenta 2 cosas: las características de mi embarazo y mis condiciones laborales. La primera, la obtienes acercándote a tu ginecólogo, y la segunda, tiene que ver con el tipo de trabajo que realizas. Estas dos variables serán el mejor indicador para saber hasta cuándo seguir trabajando.

Físicamente es importante cuidar tu postura, si tienes un trabajo en que te la pases sentada frente a una computadora; hacer ejercicio, desde caminar hasta practicar yoga prenatal para prevenir problemas circulatorios. Evita trabajar cerca del aire acondicionado y vestir prendas ajustadas. También, procura dormir y comer muy bien, tener mucha energía es clave.

Trabajar mientras estás embarazada es más fácil de lo que te imaginas, la fórmula es información más comunicación igual a tranquilidad. Todos los casos son diferentes, no te compares con otras mujeres embarazadas, mantente al pendiente sobre tu embarazo y de las señales de tu cuerpo. Lo más importante es que tú y tu bebé estén bien.

También te puede gustar

Descubre la fecha del mejor día de tu vida

EXPERIENCIA HIT HARD

Cacao: una deliciosa recompensa para tu cuerpo

Guía express sobre la proteína en polvo zero carbs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *