¿Rompiste tu dieta? No sientas culpa

A quién no le gusta la idea de tener un día de “trampa” cuando se hace una dieta. Eso de poder comer un día a la semana cualquier cosa que queramos en un principio puede sonar delicioso y excelente idea para “recompensarte”. Pero, ¿qué tan sano es esto?

¿Qué es romper la dieta?

  1. La idea de poder comer lo que sea por un día.
  2. Tomar la decisión de comer algo en específico que usualmente evitas por razones de salud.
  3. Pensar que hacer trampa es una parte normal o natural de hacer dietas.

Efectos físicos

Existen pros y contras de hacer trampa durante una dieta. Una de las ventajas que algunos expertos señalan es que el “día de trampa” dispara el metabolismo aumentando la producción de leptina (hormona que ayuda en la regulación del apetito) ayudando a que se quemen más calorías después de comer. Varios científicos apoyan esta teoría, pero otros sugieren que comer de más (hacer trampa) solamente acelera el metabolismo entre un 3% y 10% por no más de 24 horas, haciendo que no valga la pena todas las calorías extras ingeridas.

Pero los efectos de tener un “día de trampa” pueden ir más allá de quemar calorías. Restringir calorías, como mucha gente hace con las dietas, puede causar que la leptina disminuya. Esta hormona también está asociada con el aumento de la motivación, libido y la dopamina, es por esto que algunas personas se sientan más felices después de tener un “día de dieta relajada”.

Efectos psicológicos

Psicólogos y nutriólogos a menudo creen que dar un día libre de dieta para satisfacer los antojos puede hacer que la gente sigan más estrictamente su dieta. Esto significa que las personas siguen al pie de la letra su dieta 6 días y solamente hacen trampa un día porque saben que “pueden” en vez de hacer trampa cada que se les antoja algo.

La clave según varios expertos, es sobrepasar la culpa de etiquetar como “bueno” o “malo” algún alimento. En vez de convertir un mini tropiezo en un fracaso gigante, una persona debería solamente aceptar lo que comió y continuar con su dieta como lo planeado. Después de todo, parece ser que una trampa “calculada” puede traer más beneficios a una dieta estricta.

Pecar sin culpa

Para todos aquellos que quieren pecar sin todos los cálculos científicos, se deben concentrar en aplacar un antojo en vez de sustituir una comida entera.

Para que romper la dieta sea algo benéfico para tus resultados debes concentrarte en la motivación que este hecho te da, el chiste es que cumplas todo al pie de la letra y nada más hagas trampa en un porcentaje mínimo. Se puede tener una día para romper la dieta si se hace de forma calculada. La clave para que ese día no repercuta en tus resultados es que sea una comida alta en proteínas, alta en carbohidratos, pero baja en grasa y sin alcohol (no suena tan divertido pero eso es lo ideal).

 

InstaFit puede ayudarte con tu plan diario de ejercicios y alimentación. Solo basta con descargar nuestra App y que comiences a realizar alguno de nuestros programas o rutinas acompañadas de su plan nutricional. Recuerda que para lograr objetivos reales todo se basa en la alimentación y constancia en la practica de rutinas.


Fuentes:

Greatist. Fitzpatrick, Kelly. Cheatdays Explained. http://greatist.com/health/cheat-days-explained 20/12/13.

También te puede gustar

Cacao: una deliciosa recompensa para tu cuerpo

Guía express sobre la proteína en polvo zero carbs

Ni el frío te detiene

Acepta el reto Be Strong de Under Armour: 5 semanas para conocer tu mejor versión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *