¿Por qué no adelgazo? 7 creencias erroneas

Te apuesto que en algún momento escuchaste acerca de aquellos mitos que te hacen dudar a la hora de alimentarte y otros de los cuales creías tener grandes beneficios, aquí te aclaramos un poco el panorama para que puedas llevar  vida mas Fit.

Mito#1

“El huevo te causará problemas cardiovasculares”

Seguramente has escuchado una y otra vez que, por enfermedades del corazón, el huevo entero debería de ser evitado. ¿Entonces, demasiadas yemas nunca van a ser benéficas? No necesariamente. Si es verdad que la dosis diaria recomendada de colesterol es alrededor de 300mg y una yema de huevo contiene 450mg. Sin embargo, esta es una historia diferente. Las yemas de huevo contienen colesterol dietético, que es muy diferente que el nivel de colesterol en la sangre que está vinculado con la aterosclerosis y los infartos.

De hecho, las yemas de huevo pueden ser buenas. Los carotenoides en las yemas promueven la salud en los ojos y es una de las fuentes más extensas del complejo de vitamina B, el cual está vinculado con la reducción de inflamación y una mejor funcional neurológica. El problema viene cuando nos excedemos con las yemas de huevo. Sea cual sea el alimento, todos obedecen la regla: “cualquier exceso es malo”. Y si estas contienen una gran cantidad de nutrientes, pueden provocar que una persona gane peso rápidamente.

Mito #2

“La miel es buena porque es natural”

Ya le diste puerta al azúcar de mesa pero esto no significa que tienes un pase libre en las alternativas naturales. Se piensa que la miel es una opción “más sana” que el azúcar. La mayoría del azúcar en la miel es fructuosa. Sólo porque es natural no quiere decir que puedes comerlo con singular alegría.

El hecho de que la miel contiene más nutrientes que el azúcar (gran fuente de vitamina B6, niacina, rivoflavina, ácido pantoténico, calcio, cobre, hierro y magnesio) al final del día, sigue siendo azúcar. La miel está compuesta en un 55% por fructuosa y varios estudios sugieren que el consumo en grandes cantidades puede provocar problemas de salud como la obesidad, problemas cardiovasculares y del hígado. Una cucharadita al día no va a provocarte ningún efecto negativo, sin embargo, hay que tener en mente que un consumo elevado de azúcar a largo plazo, en cualquiera de sus formas, puede provocar diabetes tipo dos, sobrepeso y colapsos energéticos.

Mito #3

La grasa de la carne debe evitarse

Muchas personas que se preocupan por su salud cardiovascular o por perder peso eliminan la carne roja de sus dietas totalmente. Esto lo hacen con base en que la carne roja tiene un contenido demasiado alto en grasas saturadas como para formar parte de una dieta saludable. Sin embargo, este no es el caso. El truco es escoger carne roja que proviene de ganado alimentado a partir de pasto. Esta tipo de carne es mucho más magra y la grasa que contiene en su mayoría es CLA una de las grasas más saludables que inclusive promueve la quema de grasa. Además, es una excelente fuente de proteína, creatina, amino ácidos, vitaminas y hierro.

Mito #4

Un alto consumo de proteína es peligroso

De acuerdo con un estudio publicado por “the American Society for Clinical Nutrition”, un alto consumo de proteína no tendrá ningún efecto negativo en tu conteo de calcio. Sin embargo, puede haber cierta deshidratación por lo que debes de asegurarte de tomar más agua.

Mito #5

No combines carbohidratos con grasas

Si piensas que comer grasas y carbohidratos te va a hacer engordar, estás muy equivocado. La lógica detrás de este mito es: si comes tanto carbohidratos como grasas en una misma sentada, puedes fácilmente sobrepasar tu límite calórico, mismo riesgo que sería inexistente si tu comida fuera baja en carbohidratos y grasas.

Lo mejor siempre será una dieta balanceada, combina proteína, carbohidratos y grasas para obtener los mejores resultados. Siempre y cuando no comas demasiado, combinar dos grupos de alimentos no va a provocar que aumentes de peso. De hecho, te quitará el hambre por más tiempo y te sentirás mejor.

Mito #6

Libre de Gluten = Pérdida de peso

El Gluten puede ser muy riesgoso para una persona que no pueda digerirlo, pero ese no es el caso de la mayoría de las personas. Evitar el gluten no quiere decir hacer dieta. Si para ti eliminar el gluten de tu dieta quiere decir reducir tu consumo de alimentos procesados y disminuir tu consumo total de calorías, entonces está perfecto. Pero si vas a sustituirlo con alimentos altamente procesados que son libres en gluten, entonces no te sorprendas si llegas a subir de peso.

Mito #7

¡El DETOX es buenísimo!

Piénsalo dos veces antes de subirte al trenecito del famoso detox con jugos. Esta supuesta técnica súper efectiva para perder peso es todo menos eso. Mientras que algunos quizá funcionen como una dosis saludable de antioxidantes, comúnmente son muy bajos en calorías y proteína. Así que mientras tú piensas que estás eliminando todos esos “químicos” y toxinas, de hecho estás alentando a tu cuerpo a almacenar grasa a largo plazo. Esto es porque un bajo consumo de proteínas junto con una reducción de calorías provocará, eventualmente, pérdida de masa muscular. Si notaste que perdiste peso al principio, ni te emociones, perdiste agua y por lo tanto pesas menos pero grasa no perdiste. ¿Así que chiste no? De hecho, yo considero que estos “tratamientos” son pésimos ya que solamente te deshidratan y eliminan de tu cuerpo varias vitaminas y minerales importantes.

Si lo que quieres es “limpiarte”, toma más agua, elimina la comida procesada de tu dieta y consume frutas, verduras, así como una cantidad saludable de proteína y calorías.

¡Recuerda! en el app de InstaFit encontraras grandes rutinas y plan de nutrición para lograr tus objetivos.

¡No olvides convertirte en un InstaFitter! , inscribete ya!

También te puede gustar

Descubre la fecha del mejor día de tu vida

El balance ideal entre el trabajo y tu embarazo

EXPERIENCIA HIT HARD

Cacao: una deliciosa recompensa para tu cuerpo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *