¿Realmente conoces a tus músculos? ¿Sabes cómo se llaman y para qué sirven? A continuación hablamos un poco sobre los músculos principales, para que cuando tus coaches te hablen de alguno en específico sepas a que se refieren.

Los músculos son los que permiten que el esqueleto se mueva y mantenga su estabilidad. Son los responsables de dar la forma externa al cuerpo humano.

Si los dividimos en dos grupos grandes serían en voluntarios e involuntarios.

Músculos voluntarios

Se contraen cuando la persona quiere y suelen ser los músculos del esqueleto. Tienen una contracción potente, rápida y brusca. Son músculos de acción rápida.

Piensa en los músculos que utilizas para levantar un vaso y tomar agua. Levantas el brazo de manera consciente y tu decides a que velocidad hacerlo.

Músculos involuntarios

Se rigen por el sistema nervioso y no tenemos ningún control sobre ellos. Suelen formar las paredes de las vísceras, del aparato respiratorio y del aparato circulatorio. Sus contracciones y relajaciones son lentas.

Piensa en el corazón, no controlas cuando late y cuando deje de latir.

El cuerpo humano posee al rededor de 650 músculos de acción voluntaria. Esta riqueza muscular es la que nos permite realizar innumerables movimientos. Los músculos tienen diversas formas y tamaños.

Además, los músculos sirven, junto con los huesos, como protección a los órganos internos, así como para dar forma al organismo y expresividad a la cara. Pero su función esencial es mover las diversas partes del cuerpo apoyándose en los huesos.

Los músculos más importantes son:

  • Esternocleidomastoideo – Los utilizamos para doblar la cabeza hacia los lados o para hacerla girar.
  • Trapecios – Elevan el hombro y mantienen vertical la cabeza.
  • Deltoides – Forma el hombro.
  • Pectorales – Para mover el brazo hacia adelante.
  • Triceps – Extiende el antebrazo.
  • Biceps – Flexiona el antebrazo sobre el brazo.
  • Serratos – Utilizados en la respiración.
  • Dorsal ancho -Es el músculo más grande, ancho y fuerte de todo el tronco. Su función principal es mover el brazo hacia la posición de “firmes”.
  • Recto abdominal – Ayuda a mantener la postura y la flexión de la columna vertebral. Apoya al vaciado abdominal y mantienen a las vísceras abdominales en su sitio. También flexiona el tronco.
  • Lumbares – Ayuda a la inclinación lateral de la caja torácica y ayuda a producir rigidez en esta misma.
  • Oblicuo – Reprime las costillas, flexiona el tronco y deprime la pared abdominal. Flexiona la pelvis y mantiene el tronco recto si el brazo opuesto eleva una carga.
  • Aductor – Estabiliza la pelvis, ayuda a traer la pierna hacia adentro y a rotar internamente.
  • Abductor – Estabiliza la pelvis, ayuda a llevar la pierna hacia afuera y a rotar externamente.
  • Glúteo – Forman las nalgas
  • Cuadriceps – Extiende la pierna
  • Isquitibiales – Dobla la pierna por la rodilla
  • Tibial anterior – Los utilizamos para caminar.
  • Gemelos – Los utilizamos para caminar, forman la pantorilla. Terminan en el llamado tendón de Aquiles.

Los músculos se alimentan de oxígeno y glucosa. Si el esfuerzo es fuerte y prolongado puede que no alcancen a satisfacer sus necesidades y como consecuencia aparezcan los calambres musculares así como fatiga muscular. Es una de las razones por las que no se recomienda entrenar en ayuno.

Si buscas obtener un entrenamiento inteligente, con diversas rutinas para fortalecer cada músculo de tu cuerpo y enfocado a tus objetivos… Es momento de que descargues nuestra App y te dejes guiar por coaches profesionales en cada una de las más de 300 rutinas que tenemos.

¡No solo es desear tener un buen cuerpo, es trabajar para obtenerlo!

No hay comentarios

Dejar una respuesta