cambiar hábitos

8 tips para cambiar hábitos y cumplir tus propósitos

Cambiar hábitos puede ser muy difícil, es por esto que en general la mayoría de las personas escogen una fecha en especial para decidirse. Estamos a un día de empezar el año nuevo, un libro en blanco con 365 oportunidades de escribir la historia que tú quieras, seguramente estás llen@ de buenas intenciones, pero ¿sabes por dónde empezar? La clave de llegar a cumplir tus propósitos es comenzar con hacer pequeños cambios, que poco a poco te lleven a cumplir algo grande y sostenible.

Hemos creado una lista de 8 tips muy sutiles que puedes hacer de modo realista y estarás un paso más cerca de lograr cambiar hábitos. Te queda un día para planear tus metas del 2016 y nosotros te sugerimos lo siguiente ¿te unes al reto?

8 tips para cambiar hábitos y cumplir tus propósitos

1. Deshazte de los edulcorantes artificiales

Cambiar 3 cucharadas de azúcar por 3 sobres de Splenda en la mañana pareciera una excelente idea, nos dan el dulzor del azúcar sin todo el caos metabólico que ésta implica. Entonces ¿por qué no te convienen? La sucralosa es 600 veces más dulce que el azúcar natural, por lo que sobre-estimula a tus papilas gustativas y causa que tu cuerpo ruegue por alimentos dulces más que antes y seguramente terminarás cayendo en la tentación, o con una adicción al azúcar y te será más difícil cambiar hábitos. Cambia el azúcar de tu café por una manzana que lo acompañe, aparte de quitarte el antojo de algo dulce la fibra te ayudará a regular los antojos durante el resto del día.

2. Botanas inteligentes

Todos estamos familiarizados con el antojo de media tarde y cómo puede arruinar tus intenciones de comer saludable. Sin embargo existen mejores maneras de botanear que otras. Hay investigaciones que comprueban que comer dos o tres botanas al día aumentan tu metabolismo, mejoran el control de peso y reducen la obesidad. Siempre y cuando las botanas sean saludables y ricas en nutrimentos, como las frutas y verduras. Prueba nuestro hummus de chipotle, delicioso y te mantendrá satisfecho hasta tu próxima comida.

3. No dejes que te de sed

Ya lo has escuchado antes: Necesitas tomar agua para tener una hidratación adecuada y que el cuerpo funcione como debe, especialmente durante las épocas de calor. Es demasiado fácil deshidratarse, si te esperas a tener sed quiere decir que ya es demasiado tarde. Crea el hábito de tomar 300ml de agua cada hora, aunque no tengas sed. Si necesitas una nueva manera de convencerte prepara estas deliciosas infusiones o prueba algo diferente como esta agua con chía.

4. Sube tu ritmo cardiaco

No necesitas ejercitarte por horas para tener beneficios, sin embargo para cambiar hábitos de forma permanente, tienes que hacer del ejercicio parte de tu rutina. Hay expertos que comprueban reducción en el riesgo de enfermedades cardiovasculares y aumento en la esperanza de vida con tan solo 5 minutos de ejercicio intenso al día. Claro que hay relación entre el tiempo y el beneficio, pero por algo tenemos que empezar. Intenta salir a pasear a tu mascota después de la comida.

5. Come más probióticos

Aprovechando que están de moda y muy accesibles te decimos por qué te convienen: Los probióticos ayudan a desintoxicar nuestro sistema digestivo de manera natural. Cuanto nuestro sistema digestivo funciona de manera eficiente, también nuestras hormonas y metabolismo.

6. Aprovecha la vitamina B

El invierno no es la única época del año cuando nos tenemos que preocupar por nuestra ingesta de vitaminas. Tenemos que poner especial atención en las vitaminas del complejo B ya que se agotan muy rápido y son esenciales para la función metabólica. El alcohol ayuda a que estas vitaminas se agoten más rápido, otra razón para consumirlas después de los festejos del verano. Las debes consumir diario y las encuentras en vegetales verdes, granos integrales, pescado, carnes y huevo. Lee aquí como mientras más colores tenga tu plato, más vitaminas habrá en tu cuerpo.

7. Guarda la comida

A veces a pesar de cocinar de manera saludable el problema está en el tamaño de nuestras porciones. No hay nada más tentador que repetir una deliciosa comida. Por eso te sugerimos guardar la comida después de servir tu plato, así no tienes la tentación de comer más y al terminar tienes menos que limpiar.

8. Piensa en tu postre

Comer mejor no quiere decir que tienes que dejar el postre. Todo está en considerar cuándo vale la pena. Intenta sustituir tus postres comunes por postres saludables o un puñito de almendras.

Que el 2016 sea un año para completar las metas que no cumpliste en el 2015, que debiste haber hecho en el 2014 porque prometiste en el 2013 y planeaste en el 2012.

Bueno suena un poco como trabalenguas pero es verdad. Si quieres ver resultados diferentes, es hora de hacer algo diferente. Únete a InstaFit y comienza a cambiar hábitos de manera fácil y sobre todo, sostenible.

¿Te unes al reto?

Referencia: Referencia: Sedor, Justin. 15 Tiny Tweaks for an Instant Health Makeover. Refinery 29. August, 2014.

También te puede gustar

Ni el frío te detiene

César encontró el tiempo para hacer ejercicio gracias a InstaFit

Recupérate de una carrera de obstáculos

Prepárate para una carrera de obstáculos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *