Ejercita tu cerebro

Incrementa tu motivación y sácale el mayor provecho

 

Cuántas veces has estado a punto de empezar algo pero no te convences del todo? Necesitas un “empujoncito” para decidirte a tomar una decisión. A este “empujoncito” se le conoce como motivación. Pero… ¿cómo la consigo o dónde la busco? A continuación te hablaremos de esto.

Motivación (sustantivo): el rasgo psicológico que despierta un organismo hacia la acción, dirigido a una meta deseada; el motivo de la acción; lo que da sentido, propósito y dirección a la conducta.

También te puede interesar: Por dónde empezar

Meta Deseada: La pérdida de grasa, aumento de masa muscular, mayor resistencia y mejor rendimiento.

Motivación en el fitness:

Sentido/Propósito: No me siento cómodo con mi cuerpo, quiero ser más fuerte, quiero tener un cuerpo como “ese”.

Dirección : La decisión de empezar a ejercitarse .

Conducta : ¡Ejercitarse!

Se dice que la motivación es como el levantamiento de pesas de la mente. ¿Por qué es eso? Llegamos a la conclusión de que hay tres tipos de motivación en el fitness en nuestra mente: la que viene antes, la que pasa durante y la que viene después de nuestros entrenamientos.

¡Así es! Aunque la definición dice que la motivación es algo que ocurre antes, los resultados también juegan un papel importante ya que nos dan una sensación de recompensa que nos hace querer repetir el mismo comportamiento una y otra vez, convirtiéndose así en una motivación, que ocurre como un ciclo.

Los tres tipos de motivación:

1. La imagen corporal

Este tipo de motivación no es muy difícil de conseguir. Nuestra sociedad, nos da este tipo de motivación todo el tiempo. No hay un día en que no veamos una foto en un anuncio de una mujer con una cintura perfecta, vientre plano y piernas perfectas o de un hombre con un six-pack impresionante y unos brazos envidiables.

También te puede interesar: Consigue un cuerpo de playa

2. El ejercicio

La sensación de hacer ejercicio es increíble, se liberan endorfinas y se refuerza el autoestima al darse cuenta de lo que uno/a mismo/a es capaz de hacer.

Lo difícil aquí es que a veces nos cansamos y podemos pensar en renunciar, pero después de hacer ejercicio, ¡el tercer tipo de motivación vendrá sin esfuerzo!

También te puede interesar: Beneficios de hacer ejercicio

3. Los resultados

¡Ver los resultados en el espejo y en la ropa es increíble! Comparar las viejas fotos con fotos actuales donde se puede ver la diferencia te hará sentir increíble. Después de cada entrenamiento sentirás que has logrado un nuevo objetivo que hará que quieras ponerte una nueva meta. ¡Es como combustible!

Existen muchas cosas que nos motivan a hacer ejercicio. Y para aquellos que aún no han encontrado la motivación suficiente para empezar, existe InstaFit. Además de ser un programa de ejercicios y plan de nutrición somos una comunidad en donde nos motivamos unos a otros. Te podemos ayudar y te damos un empujón para seguir adelante.

Consejos de InstaFit para ti

Motivación Tipo 1

Elije un modelo

Obtén una imagen del cuerpo al que aspiras tener y siempre ten la en mente. Podría ayudar si la pegas en tu baño o en el espejo del armario o en la puerta de la nevera.

Haz algo de investigación

¿Sabes cuántos beneficios te traerá ejercitarte y comer bien tanto física como mentalmente? Muchísimos, desde tener un cuerpo que llama la atención, hasta la optimización de cada célula dentro de ti. Además podríamos escribir una lista interminable de enfermedades que podemos prevenir.

Motivación Tipo 2

Ten un compañero de ejercicio

Busca algún amigo que te acompañe y si a ninguno de tus amigos los convences puedes relacionarte con la gente de InstaFit. Para eso somos una comunidad, todos los que estamos aquí también estamos tratando de lograr objetivos similares. Un compañero te animará e incluso ayudará a disfrutar más mientras consigues lograr tus objetivos.

Recuerda tus metas

A medida que te ejercitas, recuerda por qué lo estás haciendo. Si no tienes esto presente todo el tiempo, perderás tu enfoque y te verás tentado/a a renunciar. Recuerda tu cuerpo ideal, tu inspiración.  Imagínate los resultados.

Ponte a prueba

Superar tu último logro siempre te hará sentir bien. Mejorar puede ayudarte a sentirte mejor contigo mismo/a.

Motivación Tipo 3

Mantén un registro.

No hay nada como las fotos de comparación. Te sorprenderá ver la mejoría en cada período de tiempo y te darán ganas de seguir adelante.

La parte más difícil de todo esto es ponernos en acción y trabajar en lo que queremos. Por eso para hacer del ejercicio un hábito, hay que aprovechar estos tipos de motivación para ayudarte a conseguirlo. ¡Así que sigue estos consejos y haz de InstaFit tu hábito favorito!

También te puede gustar

Ni el frío te detiene

César encontró el tiempo para hacer ejercicio gracias a InstaFit

Recupérate de una carrera de obstáculos

Prepárate para una carrera de obstáculos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *