5 razones por las que la soya te puede hacer subir de peso

0
4008

Siempre se ha creído que la soya es un alimento bueno para la salud, sin embargo desde hace algunos años, muchos especialistas han comenzado un debate, sacando los trapitos más oscuros al sol de la soya, proclamando una nueva declaración: La soya puede ser mucho más dañina para tu salud de lo que crees.

¿Entonces, de qué nos perdimos? Es un debate muy confuso, ya que existen muchos puntos a favor y en contra. Todo este tiempo hemos consumido soya como algo saludable, incluso es la base proteica de muchas personas vegetarianas, sin embargo aquí te damos los puntos principales sobre cómo la soya afecta tu salud.

También te puede interesar: La chía, un superalimento

Fitoestrógenos: La soya es alta en fitoestrogenos que actúan de forma muy similar al estrógeno. Esta hormona en altas cantidades puede causar cáncer (en hombres y mujeres), endometriosis y quistes, aun cuando existen tratamientos en donde los fitoestrogenos sirven en cuestiones de balance hormonal, sobre todo en mujeres con menopausia.

Afecta la tiroides: las isoflavonas son un compuesto natural presente en todas las formas de la soya y aunque en algunas personas han resultado benéficas en la mayoría de los casos afectan la tiroides, aumentando el riesgo de tener hipotiroidismo. Los síntomas más importantes del mal funcionamiento de la tiroides son: depresión, cansancio, frío, aumento de peso e incluso obesidad. El estrógeno y la hormona tiroidea tienen efectos opuestos: el estrógeno hace que las kilocalorías se conviertan en grasa, mientras que la hormona tiroidea convierta las kilocalorías en energía.

Es por esto que consumir soya en exceso puede hacer que subas de peso

También te puede interesar: ¿Por qué no adelgazo? errores más comunes

Enzimas digestivas: La soya es rica en inhibidores de tripsina. La tripsina es una enzima digestiva que ayuda al cuerpo a digerir correctamente las proteínas y entorpece la absorción adecuada de nutrientes (aquí lo simplificamos pero es un proceso mucho más complejo*).

Organismo genéticamente modificado: casi toda la soya utilizada para alimentación es transgénica y por lo mismo también es cultivada con grandes cantidades de químicos y pesticidas que se han vinculado con enfermedades como cáncer, infertilidad, parkinson, diabetes, etc.

Está en todos lados: revisa las etiquetas de todos tus alimentos y te aseguramos que en un 70% de lo que comes a diario, está presente la soya. Las grandes cadenas de alimentos procesados usan soya como “relleno”, así podrás ver que panes, chocolate, embutidos, lácteos y comida congelada, aportan cantidades enormes de soya en tu dieta.

Ahora que ya conoces los puntos más fuertes de este debate, podrás tomar de forma consciente tus decisiones. Es importante informarte y sobre todo saber qué te estás llevando a la boca. En InstaFit podemos asesorarte de lo que es mejor para tu cuerpo, ya que al adquirir el programa tendrás consultas telefónicas con nutricionistas además de plan de nutrición, vídeos de ejercicio, recetario saludable (con opciones para sustituir la soya) y mucho más. Si quieres más información haz clic aquí.

Fuentes:

Food matters. http://foodmatters.tv/articles-1/to-soy-or-not-to-soy

No hay comentarios

Dejar una respuesta