aceites vegetales

Usos y beneficios de aceites vegetales

Hoy en día existen muchísimas opciones de aceites vegetales para cocinar que representan mejores beneficios para la salud.

Para entender mejor de qué se tratan, primero tenemos que hablar de los tipos de grasas…

Grasas saturadas

Son grasas “sólidas” como la mantequilla, la margarina, la manteca, etc.

Se usan para cocinar pero una dieta alta en estas grasas está relacionada con problemas cardiovasculares, niveles elevados de colesterol, obesidad entre otras cosas.

Existen algunos de los saturados (coco y cacao) los puedes calentar sin que les pase nada.

Grasas monoinsaturadas

Estos en un alta temperatura se saturan, por eso se recomienda no freír mucho con ellos.

Son el aceite de uva y el de oliva.

Polinsaturados

A temperaturas bajas se oxidan y se saturan por eso se recomiendan crudo.

El aceite de maíz y el aceite de trigo.

Por su elevada cantidad de vitamina E, es un alimento beneficioso para nuestro sistema circulatorio. Este alimento también tiene propiedades antioxidantes

Hacen que tus niveles de HDL suban (colesterol bueno).

Lee también: Otras diferencias entre las grasas

Omegas 3 y 6

Son acidos grasos esenciales que obtenemos de los alimentos ya que nuestro cuerpo no los produce.

Sus efectos son distintos unos son pro inflamatorios (omega 6) y otros anti inflamatorios (omega 3).

El problema es que se consumen de una manera desigual (más omega 6 que 3 por lo que hay que suplementarla e incluir más alimentos que la contiene como salmón, linaza).

El omega 6: Benéfico por su parte para el desarrollo muscular y sistema nervioso.

Omega 3: Beneficios antioxidantes que ayudan a disminuir el efecto inflamatorio en el cuerpo.

Aceites vegetales

Aquí te dejo algunos ejemplos y beneficios de aceites vegetales para que escojas tus favoritos:

Aguacate:

  • Aporta ácidos grasos ricos en antioxidantes.
  • Contiene vitaminas y minerales
  • Mantiene equilibrada la presión arterial.
  • Nutre notoriamente la piel.
  • Combate la oxidación de las células.
  • Es bueno como tratamiento capilar e hidrata y suaviza la piel.

Ajonjolí extra virgen:

  • Contiene grasas polinsaturadas y monoinsaturadas.
  • Ayudan al buen funcionamiento del corazón.
  • Ayuda a reducir el colesterol en la sangre.
  • Tiene efectos antiinflamatorios.

Chía:

  • Aporta hierro, calcio, antioxidantes y fibra dietética.
  • Contiene un 62% de ácidos grasos Omega 3.
  • Contribuye al fortalecimiento del sistema inmunológico.
  • Tiene propiedades antioxidantes que protegen al organismo de virus.
  • Favorece a la absorción del organismo de vitaminas A, D, E y K.
  • Es una fuente importante de vitaminas del grupo B.
  • No contiene gluten por lo cual puede ser consumido por celiacos.
  • Aporta un alto contenido de calcio, magnesio, potasio, hierro, fósforo
  • Aporta una buena cantidad de fibra soluble.

Cacahuate:

  • Contiene vitamina E, hierro y zinc.
  • Ayuda a la prevención de Parkinson.
  • Posee grasas saturadas.
  • Contiene un elevado porcentaje de Omega-6.

Linaza:

  • Es una fuente dietética de ácido alfa linolénico (ALA), esencial para el crecimiento y desarrollo.
  • Rica en ácidos grasos Omega 3; por lo que ayuda a prevenir enfermedades ccardiovasculares.
  • Ayuda a controlar la presión arterial, disminuir el colesterol.
  • Buena fuente de fibra.

Oliva:

  • Alto contenido de antioxidantes y vitamina E.
  • Beneficioso para la prevención de enfermedades cardiovasculares.
  • Rico en ácido oleico, el cual hace que aumente el colesterol HDL.
  • Ayuda a controlar la diabetes y obesidad.

En resumen los beneficios de los aceites vegetales van a depender mucho de la forma en la que los utilices ya que como vimos, al calentarlos muchos cambian su estructura lo que hace que sus propiedades también cambien y se vuelvan saturados.

Un ejemplo de esto es el aceite de oliva que si se consume en frío es una grasa buena que ayuda a mantener niveles de HdL, es rico en antioxidantes y se recomienda para aderezar ensaldas en frío. No resiste altas temperaturas y se satura más fácil que aceites como el de Coco que a pesar de ser una grasa saturada al calentarse ya o se satura más por lo tanto es recomendable para calentarlo.

Esto se debe a que se metaboliza en el hígado y es una grasa fácilmente digerida por el cuerpo para la obtención de energía y es beneficiosa para el sistema inmunológico lo que ayuda a mejor funcionamiento de nuestro metabolismo.

Así que ya lo sabes, busca estos aceites vegetales y prepara deliciosas recetas como las que encontrarás en el recetario de InstaFit.

 

También te puede gustar

Hábitos alimenticios en 10 pasos

Green smoothie detox: Empieza tu día de la mejor manera

Tipos de carbohidratos ¿Estás comiendo los correctos?

Fiesta sin remordimientos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *