comer fruta engorda

¿Comer fruta engorda?

Seguramente has escuchado a alguna amiga, prima, pariente lejano o quien sea que te diga que “comer fruta engorda”. Este es un mito del fitness súper común, pero en realidad no es del todo cierto.

Partiendo de que la definición de dieta es “la alimentación habitual de una persona” o “el conjunto de comida y bebida que se ingiere regularmente” y no un régimen privativo, ¿será que no debemos comer frutas como plátanos o mangos?

Primero vamos a ver ¿por qué tiene tan mala fama la fruta?

Todas las frutas contienen en mayor o menor medida fructosa. A diferencia de la glucosa (que se metaboliza a través de la insulina), la fructosa es metabolizada por el hígado, lo que implicaría que un exceso de esta sustancia podría ocasionar que el hígado se saturara y entonces se almacenara en forma de grasa.

¡No es para asustarnos! Esto sucedería si hubiera un exceso y mas bien, el problema es con la fructosa que viene de alimentos procesados altamente azucarados y con componentes como jarabe de maíz de alta fructuosa.

Un consumo abundante de frutas y verduras puede ayudarte a prevenir enfermedades cardiacas, riesgo de infarto, controlar la presión arterial, proteger una sana visión y por su puesto mantener un peso saludable pero la pregunta del millón es…

¿Cuánto es “abundante”?

Las recomendaciones generales para personas que no tienen ningún padecimiento ni restricciones especiales es el consumo de 2 a 3 porciones de fruta por día y aquí es en donde está el truco.

No todas las frutas cuentan igual, por ejemplo:

1 manzana = 1 porción
3 Guayabas pequeñas = 1 porción
2 Duraznos pequeños = 1 porción
¾ tza. Moras = 1 porción

Pero vamos a ver otro tipo de frutas:

½ plátano = 1 porción
½ pera = 1 porción
½ mango = 1 porción

¿Ves por qué la mala fama?

No es que ninguna fruta sea mala o prohibida, la clave está en la cantidad. Lo que pasa es que por la cantidad de energía y nutrientes que aportan sus equivalentes de estas últimas, son menores.

En mi opinión no debemos restringir ninguna fruta, de hecho un plátano entero promedio aporta solamente 110 calorías además de que hay estudios que señalan que el olor de los plátanos es un supresor natural del apetito, lo que puede llevarte a un mejor control de la sensación de hambre. Incluso en el plan de nutrición de InstaFit la fruta está permitida, hazle caso a los expertos 😉

Ahora ya sabes que no hay frutas prohibidas sino que lo importante es saber cuánto comer, piérdele el miedo al “azúcar” de las frutas y mejor aléjate de la comida procesada y bebidas azucaradas. Acuérdate que el cuerpo está diseñado para procesar lo que la naturaleza ha creado y como dice Michael Pollan “Si viene de una planta…cómetelo, si fue elaborado en una planta…mejor no.”

Recuerda que si se te antoja algo procesado siempre existen mejores opciones como estos snacks saludables o estos smoothies saludables que además de ser nutritivas ayudarán a satisfacer tu apetito.

Facebook: Jimena es mi coach

También te puede gustar

Hábitos alimenticios en 10 pasos

Green smoothie detox: Empieza tu día de la mejor manera

Tipos de carbohidratos ¿Estás comiendo los correctos?

Fiesta sin remordimientos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *