vida agitada

¿Vida agitada = mala alimentación?

Cuando estás tan ocupad@ que apenas tienes tiempo para lavarte los dientes antes de salir de tu casa, comer sano puede llegar a ser todo un reto. Es mucho más fácil agarrar el primer snack o pedir comida rápida, o peor aún, caer en comer por estrés y hacerle mucho daño a tu salud.

Afortunadamente, comer bien no tiene que consumir todo tu tiempo. Todo lo que se necesita es planear y prever. Aquí hay algunos tips que te ayudarán a tomar decisiones saludables e incluir tu plan de comida saludable en tu vida agitada.

¿Vida agitada = mala alimentación?

1. Ten siempre snacks saludables a la mano.

Es difícil negársele a las papas o las galletas cuando la maquinita de snacks te tienta con su “fácil, rápido y barato” a la hora del antojo. Es más fácil evitar caer en la tentación cuando estás armad@ con alternativas saludables.

Solución: aprovecha un rato libre en el fin de semana o a la hora del almuerzo para ir a comprar galletas integrales (cuidado con las que dicen serlo y no son), nueces, frutos secos, chocolate oscuro sin azúcar, manzana deshidratada, bolsitas de zanahorias o apio que ya vienen rebanado y cortado, etc. Así prepararás tu reserva para toda la semana con snacks saludables (¡y deliciosos!).

2. Busca alternativas para la comida rápida.
Cuando no tienes tiempo de ir a hacer el super y cocinar, marcar el número de la pizzería más cercana puede sonar como la solución ideal.

Solución: Investiga el teléfono de alguna cafetería que ofrezca opciones saludables para llevar. Últimamente han surgido muchos negocios que venden platillos saludables que entregan directamente en tu oficina o domicilio.

3. Congela tus propios alimentos.

Si te gusta cocinar pero sabes que te lleva mucho tiempo y energía, cambia tu forma de planear tus comidas. Sabes que al llegar a tu casa después de un largo día de trabajo lo último en lo que te vas a ocupar es en cocinar.

Solución: invierte una o dos horas de tu domingo y haz varias comidas que puedas mantener en el congelador para comer en la semana.

4. Prepara ensaladas.

Sabemos que lees esto y te parece aburrido, pero la verdad es que las ensaladas son el mejor platillo ya que son fáciles y rápidas de preparar. Les puedes poner millones de cosas, desde semillas de girasoles, amaranto, almendras, cacahuates, hasta huevo cocido, pollo, atún… en fin, opciones hay muchas.

Esperamos que estos tips te sean útiles para hacer más saludable tu vida sin descuidar tus ocupaciones. ¡No te pierdas nuestras próximas publicaciones! Para tener más ideas sobre recetas orientadas a tus objetivos puedes obtenerlas al comenzar a realizar programas de entrenamiento físico a través de nuestra app, ¿Que esperas?

También te puede gustar

Dolor de espalda alta al entrenar

medallas

¡Tus rutinas a lo grande! Usa lo nuevo de InstaFit Workouts

comida en el trabajo

Tips para llevar tu comida al trabajo

programa de salud corporativa

3 razones para tener un programa de salud corporativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *